La cuenta atrás y cosas del directo

Aún hoy, tantos años después, sigo teniendo cosquillas en el estómago, las semanas previas a mi regreso a Senegal.

Son tantas cosas, la compra de billetes, revisión de vacunas, seguro, notificación al Ministerio de Asuntos Exteriores, planificación del viaje… Ese es el quid de la cuestión, planificación. Después de dedicarle horas a organizar esas dos semanas: día de compra de material sanitario, alquiler del transporte, concretar reuniones, visitar los proyecto que ya tenemos en marcha, elaboras borradores y más borradores; cuando al fin consigues cuadrarlo todo y te enorgulleces del trabajo bien hecho, llegas a Senegal dispuesta a poner en marcha ese «planning» y…, al final, lo haces todo al revés de como lo habías planificado. ¿Porqué? Pues por el tempo del país, porque no todo sale a la primera, por las variables que no puedes controlar, y porque eso forma parte del encanto senegalés. Y como se suele decir «eso son cosas del directo».

 

14/3/19  |  Compras y entrega express.

Hoy nos hemos dedicado a realizar las compras en Dakar. Hemos ido a La Maison du Medecine a comprar el material sanitario para Ngaye Diawar y Doungel y unos globos terráqueos para el colegio de Ngaye, que no ha sido fácil encontrar; no es que no los hubiere, es que los que había eran electrónicos y queríamos unos tradicionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras Mamadou y yo comíamos en Dakar, para reponernos del estrés que supone esta gran capital y poder acabar las compras, hemos llamado al Dr. Sow del geriátrico; está de viaje pero nos ha atendido Fatou, su segunda de a bordo; le explicamos que queremos concretar la entrega de pañales para adultos que hemos traído y nos confiesa que se han quedado sin y que cuando ha ido a comprar no ha encontrado en ningún sitio, así que rápidamente concretamos una entrega express. Nos recoge un enfermero en la Place de l’Indépendance, en el mismo corazón financiero y nos vamos a Petit Mbao para que puedan recoger las primeras cajas de pañales. Podríamos decir que les hemos caído del cielo.

 

 

 

 

 

 

15/3/19  |  Organización antes de la partida.

Hoy hemos invertido el día en clasificar y distribuir el material y medicinas que llevamos. También a reorganizar los traslados, ya que parece ser que la carretera hacia Dounguel está en obras y no parece una buena idea que conduzcamos nosotras; después de varias opciones, entre las que durante mucho tiempo ha sido liderada por la de ir en bus de línea, con camilla incluida, Mamadou ha contactado con un conocido suyo que va hacia allí y ha cerrado un buen precio. Gracias Mamadou!

También nos hemos reunido con Oumar Seck, de Ngaye Diawar, hemos cerrado la fecha de visita al pueblo para entregar el material y ver como va la rehabilitación de los baños del colegio (Un imprevisto que estamos viendo como afrontar y que te contaré en próximas entradas).

 

 

 

 

18/3/19  |  Compra de hierro y ácido fólico y entrega del material. Otro objetivo cumplido.
Después de 15 horas nocturnas de viaje, sentados en un minibus destartalado y lleno de gente,

el domingo alrededor de las 10 de la mañana, llegamos a Dounguel, al norte de Senegal, a la vera del río que lleva el nombre del país. Curiosamente este pueblo está separado por el río y una orilla pertenece a Senegal y la otra a Mauritania.

A la mañana siguiente nos desplazamos a Pété, a una hora de distancia por una carretera sin asfaltar, en construcción, a adquirir ácido fólico en la farmacia del hospital. Después de un par de horas de espera, compramos el hierro y ácido fólico para Dounguel y para Ngaye Diawar, que nos permitirá cubrir las necesidades de las embarazadas de ambas villas.

 

 

 

 

Por la tarde visitamos el poste de santé donde nos espera gente del pueblo, junto a la comadrona, la farmacéutica, la asociación de jóvenes, el alcalde, los notables… Visitamos las instalaciones y hacemos entrega del material y medicinas que hemos conseguido. Están muy contentos y agradecidos y esperamos poder seguir colaborando.

Por la noche nos ofrecen una fiesta como muestra de agradecimiento con músicos y tambores que son una maravilla. Nos ponen a prueba y nos hacen bailar sin descanso, como si no hubiera un mañana. Es una noche fantástica en la que no faltan risas y se estrechan lazos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

19/3/19  |  Visita a Dounguel-Mauritania
A media mañana, cogemos una de las piraguas públicas que hay en la orilla del río Senegal para cruzar al otro lado y visitar la parte mauritana.
Sorprendentemente, aunque ambas orillas están separadas por menos de un quilómetro, el calor es mucho más sofocante y todo mucho más árido en este lado. Supongo que por el viento que sopla desde el Sáhara. Yo creo que superamos los 40 grados.

Nos espera gran parte del pueblo, y nos agradecen la ayuda, ya que ellos también son atendidos en el poste de santé de Dounguel-Senegal; al menos mientras las relaciones entre ambos países sigan siendo amistosas. Nos trasladan sus necesidades, tanto a nivel sanitario, ante la falta de una case de santé, que realmente es necesaria sobre todo a la hora de atender a las mujeres embarazadas y a la hora del parto, así como la falta de profesorado para poder escolarizar a todos los niños, ya que solo cuentan con un profesor que da clase a 30 niños y hay 60 que se han quedado sin poder acceder a la educación.
Después de compartir la tradicional àttaaya (ceremonia del te) y leche, regresamos a casa de Mamadou.

 

 

20/3/19  |  Dounguel se une al movimiento #Trashtag
Justo cuando empezamos el viaje, empezaba el movimiento #Trashtag, por ello al ver que la vida de Dounguel giraba en torno al río Senegal no había más remedio que unirse al movimiento.

Por ello, por la tarde, cuando el calor ya no asfixia, bajamos al río acompañados de los jóvenes y nos ponemos manos a la obra. Recogemos la basura que hay, que no es poca, y entre la que se encuentra cualquier cosa que uno pueda imaginar, pero sobre todo, ropa, zapatos y plásticos. La verdad es que estamos organizados y nos damos mucha prisa. La diferencia es notable, tanto que al día siguiente, ellos por su cuenta vuelven a limpiar. Esa es la finalidad, sensibilizar que el Planeta está en peligro y que además de limpiar lo importante es no ensuciar.

 

 

23/3/19  |  Cooperamos con Ngaye Diawar un año más
Siempre es motivo de alegría regresar a Ngaye Diawar. Existe una gran conexión y entendimiento. Vemos la cooperación con los mismos ojos y esto es muy importante para que perdure la relación.

Nuestra previsión era hacer la entrega a la llegada a Senegal, pero no se pudo hacer como habíamos previsto, los niños habían empezado sus vacaciones después de los exámenes. El Director, el Sr. Bolle, quería reunirlos para que los viéramos a todos con los uniformes, pero por un asunto suyo personal, no pudo organizarlo. De hecho, no lo vemos casi hasta el final del día.

Mame, nos espera en la case de santé. Mujer trabajadora e incansable y matrona que lleva el paritorio de manera increible. Nos enseña como está todo y vemos que está muy limpio, ordenado y recogido y que han ido realizando trabajos de mantenimiento. Nos apena comprobar que las estanterías de la farmacia están totalmente vacías.

Hacemos la entrega ante Oumar Seck, imprescindible como contraparte de nuestro proyecto junto a Mame y otro miembro de la asociación de jóvenes.

Mame está muy contenta, sobretodo con el hierro y el ácido fólico. Nos cuenta que este años ha asistido menos partos, ya que las mujeres presentan mucha anemia, y por tanto, riesgo de hemorragia en el parto; por lo que debe derivarlas al hospital de Gueoul. Esperemos que con la ingesta de los comprimidos que le hemos llevado, pueda solventar este problema. También hay Betadine ginecológico y dérmico, alcohol, gasas, algodón, guantes, esparadrapo, paracetamol… por tanto ¡otro objetivo conseguido!

Aprovechamos y entregamos también bolígrafos para el cole y los globos terráqueos adquiridos en Dakar, y que el Director consideraba imprescindibles para los alumnos.

 

Rehabilitación de los baños del colegio de Ngaye Diawar. Cooperación en estado puro.

Unos días antes de partir de España, nos llegó una carta del director del colegio, en la que nos explicaba que era imprescindible rehabilitar los baños, ya que presentaban graves problemas higiénicosanitarios y nos pedían ayuda. Rápidamente, revisamos el presupuesto y se reorganizaron los recursos priorizando esta acción. La asociación de jóvenes de Ngaye ha participado con una aportación y el Sr. Oumar Seck, secretario general de la asociación, también ha colaborado a nivel particular, además de aportar su trabajo como profesional como ingeniero. Se ha encargado del proyecto y de dirigir la obra con la colaboración del Cheik Seck, que nos ha hecho buen precio en los materiales en su tienda de Gueoul.

 

 

 

 

Cuando llegamos, están prácticamente acabados a la espera de pintarlos.

Han puesto un contador de agua corriente, han separado los baños de los niños y de las niñas; han cambiado los marcos de las puertas que eran de madera y estaban en muy mal estado; han cambiado las piezas de los 4 baños y han puesto una fosa séptica. También han colocado las puertas de acceso, una para chicos y otra para chicas. Para mi, es el ejemplo perfecto de lo que significa cooperar, un proyecto que hemos afrontado entre los fondos del colegio, la asociación de jovenes de Ngaye Diawar y nosostros.

 

Comida y proyectos futuros
Comemos en casa de Oumar Seck, junto a Cheick Seck que vive en Gueoul y está muy implicado en la comunidad, el imán y otros vecinos de ambas poblaciones. A media comida se nos unen el alcalde de Gueoul y su mano derecha que vienen a saludarnos. La comida transcurre distendida y al finalizar, después de la ataaya (ceremonia del te), llega el director del colegio y nos transmite su agradecimiento y nos expresa que está muy contento, porqué los baños eran muy necesarios.
Programamos talleres con los niños para nuestra próxima visita y la aportación de otros 30 uniformes para los nuevos alumnos.
Hablamos de la necesidad del cerramiento del colegio, para poder acceder, entre otras cosas, a la instalación eléctrica, sin embargo por el elevado coste que supone, intentaremos afrontarlo por fases. Finalmente proponemos que les parece si en lugar de instalar electricidad, se instalaran placas solares, por ecología y por economía. Lógicamente les parece excelente, y nos comprometemos a trabajar en ello.

 

 

#Trashtag Grand Bao
Desde 2013, los días que estoy en Dakar, me alojo en Chez Astou, en Petit Mbao, una pequeña localidad costera, que aunque pertenece a Dakar está a unos 17 quilómetros. Tenemos la playa a un tiro de piedra, tanto que, durante la noche desde mi habitación, oigo como las olas del Océano Atlántico rompen en la playa de Petit Mbao, que lamentablemente está muy, muy sucia. Así que les explicamos a Bara y Abdou, amigos y vecinos del barrio, el movimiento #Trashtag y la posibilidad de limpiar Petit Mbao. Les pareció buena idea, pero nos propusieron hacerlo en Grand Bao, que se encuentra a unos cuatrocientos metros y es mucho más grande y con mucha vida, pescadores, adolescentes paseando, haciendo gimnasia… Pero también muy sucia. Rápidamente movilizaron a la asociación de jóvenes y nos pusimos manos a la obra. Fue una tarde muy provechosa y divertida a la vez. Esperamos que cuando volvamos siga vivo el movimiento.

 

 

 

 

Entrega pañales geriátrico Maadji Këru Mag de Dakar
Finalmente, hemos podido entregar el material y el resto de pañales al geriátrico de Dakar. Lamentablemente, no hemos podido ver al Dr. Sow, ya que lleva unas semanas indispuesto, pero nos ha atendido Fatou la responsable en su ausencia y su compañera que dirige administrativa. Nos agradecen la colaboración y nos trasladan el saludo del doctor y esperan que el próximo año podamos vernos.

 

 

 

 

 

 

Ya sabes… hasta que wi-fi nos permita la próxima conexión… y también nuestra versión blog en #Objetivo Senegal

 

 

Este año, 2018, centramos nuestras acciones en cinco:
• Uniformes para los nuevos alumnos escuela de Ngaye Diawar.
¡Conseguido!
• Hierro y ácido fólico para la case de santé de Ngaye Diawar.
¡Conseguido!
• Equipación para el paritorio de Dounguel.
¡Conseguido!
• Adquisición de pañales para adultos del geriátrico de Dakar.
¡Conseguido!
• Vallado del colegio de Ngaye Diawar.
Seguimos trabajando. Esta acción deberemos afrontarla por fases anuales..

 

¡Gracias Padrinos y colaboradores!

¡Con tu ayuda lo conseguimos!

 

 

 

 

 

 

 

Alberto Serra
Alejandra Bermúdez
Antonia Musolas
Antonia Vidal
Belén Moreno
Carlos Ordinas
Carlota Bueno
Carmina Faura
Caty Pol
Conchi Villamil
David Martín
Estefanía Sánchez
Gabriel Ángel Perelló
Isa, Bet y Bernat Moragues
Ismael Macià
Juan Llabrés
Katty Fuster
Marga Pascual
María Francisca Morell
Merche Vega
Noelia Lorenzo
Miguel Ángel Elorza
Patri Bárcena
Pilar Seguí
Rosa Duran
Sileye Sy
Silvia Ortin
Toni Gil
Vicente Camps
Xisca Sureda

¡Gracias!

¿Quieres ser nuestro padrino?

Padrino particular: aportación de 10€
Padrino empresa: aportación de 25€

Escríbenos un e-mail y te contamos como puedes ayudarnos.

Conoce a nuestros Padrinos ->

 

ong Mallorca, proyecto Senegal, cooperación, objetivo,