Nos dirigimos a hacer la entrega a la case de santé, donde se encuentra el paritorio.

Además de Mame, nos están esperando los notables del pueblo, que nos ayudan a descargar el material que llevamos. Nos agradecen la ayuda que les llevamos año tras año y se alegran que así sea. Inesperadamente me dan la llave de honor del pueblo, y sin poder reprimirlo se me saltan las lágrimas.

Nunca me hubiera imaginado esto.

Veo que están arreglando los baños, algún pequeño desconchón y Mame sigue manteniéndo todas las donaciones todo como si fuera nuevo. Observo que tienen desabastecimiento de medicinas y este año no he podido conseguir demasiadas para el paritorio, así que me hago el primer propósito para el proyecto de 2018: llenar la estantería del paritorio de: ácido fólico, zinc, vitamina C, paracetamol, hierro… que es lo que nos piden.

(foto: Gema Cristobal. Mame coordina la case de Santé de Ngaye Diawar).

Seguir leyendo, Acciones 2017.